La natación es uno de los mejores ejercicios aeróbicos e incluso puede ralentizar los procesos de envejecimiento. Aprender este deporte es una gran ventaja tanto a nivel competitivo como de salud, ya que los beneficios que aporta son muchos.

Las investigaciones han demostrado a lo largo de los años que el entrenamiento de todo el cuerpo que proporciona la natación es de gran provecho para los diversos sistemas del ser humano.

Mejora tu sistema con la natación

Indistintamente seas una persona que practique este deporte de forma regular o esté interesada en empezar a practicarlo, debes tener muy claro cómo sacarle el máximo provecho para que el cuerpo y mente estén sanos. Además, debes saber aprovechar otras ventajas y oportunidades.

Esta disciplina, como cualquier otro deporte, permite obtener beneficios para llevar una vida más saludable e, incluso, acceder a oportunidades únicas como una beca de natación en USA. Becas como las que ofrece Decoasports, una empresa que hace de intermediación para estudiantes que quieran estudiar en Estados Unidos mediante una beca deportiva o académica.

Y es que se trata de un deporte muy completo que tonifica los músculos y mejora el sistema cardiovascular. También se ha demostrado que ayuda a reducir el estrés, la ansiedad y permite mejorar la concentración.

Las principales ventajas de esta disciplina son:

Entrenamiento completo

La natación ejercita varios grupos de músculos y zonas del cuerpo, como la espalda, hombros, abdominales, glúteos, brazos y piernas. Esto se consigue a medida que se bracea en los diferentes estilos durante el entrenamiento.

Es un gran ejercicio para la quema de calorías cardiovasculares, gracias a que permite llegar a la frecuencia cardíaca máxima.

En el agua, a diferencia de otros ejercicios como correr o hacer senderismo, se elimina ese contacto con la dureza del concreto en cada paso, por lo que se evita que se golpeen las articulaciones y provoque daños o incomodidad en las rodillas y piernas.

Además, el entrenamiento acuático es muy beneficioso para mejorar el flujo sanguíneo, el corazón y los pulmones.

La quema de calorías depende del peso y nivel de condición física, como con cualquier ejercicio. Pero un adulto de 70 kg puede quemar entre 493 y 704 calorías aproximadamente nadando en estilo libre, según la velocidad.

Esto convierte a este deporte en una excelente opción para tener un buen balance general del cuerpo y mantener un peso saludable.

Ayuda a tener flexibilidad

Este es uno de los beneficios para la salud de esta disciplina que a menudo se olvida. La natación regular hace que los músculos y huesos se muevan, y eso, a su vez, se abre y hace que sus articulaciones se muevan también.

Mover los brazos y las piernas de una manera a la que tal vez una persona no esté acostumbrada o hacer movimientos que no haría si no estuviera nadando, permiten que las articulaciones se mantengan flexibles y se muevan libremente.

Ideal para rehabilitación

Al ser un deporte de bajo impacto, resulta ideal para quienes padecen de lesiones y deben tener mucho cuidado con sus músculos o articulaciones, o deben recuperar la movilidad de alguna extremidad.

Ayuda también a personas de la tercera edad para mejorar habilidades motoras y a personas con condiciones preexistentes de salud.

Además, promueve la curación y rehabilitación de los tirones musculares y las tensiones articulares.

Libera del estrés y tensiones

Al igual que otros deportes o ejercicios, permite que se liberen endorfinas, lo que hace que el cuerpo se siente bien y se estimule el estado de ánimo.

La natación ayuda a la concentración y lleva a otro nivel el poder conseguir una desconexión total.

Debajo del agua, los sonidos desaparecen y no se escucha más allá que el chapoteo y el sonido que produce el movimiento del cuerpo al deslizarse en la piscina. Esto ayuda a lograr una buena relajación y desconexión de las preocupaciones externas.

El simple hecho de flotar en el agua, ayuda a disminuir la ansiedad. De hecho, existen terapias y prácticas acuáticas que toman esto como base.

Está demostrado que, al sumergirte en el agua, aumenta el flujo de sangre al cerebro. De esta forma, aumentan los niveles de oxígeno, ayudando a mejorar la función cerebral.

Potenciar los efectos de la natación

Para obtener mayor efectividad en tu entrenamiento y potenciar los efectos positivos que este deporte ofrece, se presenta a continuación una serie de recomendaciones:

  • Cuando estás empezando en este deporte, lo mejor es nadar distancias cortas y tomar descansos de 30 a 60 segundos para evitar fatiga y agotamiento.
  • Si tienes más tiempo y experiencia, te sugerimos hacer calentamiento fuera del agua de 5 a 10 min, y luego practicar en el agua diferentes estilos durante 20 o 40 min. Para cerrar, lo mejor es nadar en modo lento durante 5 minutos.
  • Para sacarle partido a las ventajas del entrenamiento acuático, lo mejor es nadar de 3 a 5 veces a la semana.
  • Debes cuidar la alimentación. Antes de entrar al agua, no ingerir fibras, grasas o muchas proteínas.
  • Cuando se finalice el entrenamiento, te sugerimos consumir frutas, pasta, atún, zumos naturales o batidos de proteínas (en caso de ser entrenamiento diario y competitivo).
  • Practicar ejercicios de respiración dentro y fuera del agua para mejorar la capacidad torácica.
  • Nadar en todos los estilos para trabajar distintos grupos de músculos.
  • Utilizar un bañador cómodo, que tenga tejido flexible, suave y transpirable. En el caso de los bañadores para mujeres, que tengan tirantes anchos y cómodos.

 

 

¡Entérate de las últimas novedades sobre becas en USA!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo noticias relevantes sobre Decoasports.

Política de Privacidad

¡Te has suscrito correctamente! Gracias por confiar en Decoasports.