¿Te gustaría ingresar a alguna de las universidades norteamericanas más prestigiosas pero no tienes los medios económicos para hacerlo? Si tu respuesta es afirmativa probablemente significa que necesitas una beca.

Uno de los requisitos para acceder al sistema de becas de Estados Unidos consiste en aprobar con buena puntuación el examen estandarizado de admisión universitaria denominado SAT. Aquí conseguirás los 5 mejores tips para ayudarte a aprobarlo. Sigue leyendo y entérate de todos los detalles.

1. Prepárate con tiempo

Aunque no puedes saber con exactitud cuáles son las preguntas principales en el SAT, si tienes la posibilidad de prepararte con anticipación. Para que te relajes un poco y que la experiencia no sea un verdadero dolor de cabeza se recomienda hacer uso de los distintos recursos disponibles.

En la actualidad, existen libros enteros dedicados a explicar detalladamente todos los aspectos que forman parte de la prueba. Muchos de ellos han sido escritos por los encargados de crear el examen, así que puedes sacarles el máximo provecho.

Por lo general, necesitas alrededor de 2 años para familiarizarte muy bien con los elementos básicos del SAT. Se recomienda hacer el examen a principios del bachillerato y no dejarlo para el último momento. Si no estás satisfecho con el resultado, tendrás tiempo de repetirlo.

En este particular, ten en cuenta que no existe un número límite de repeticiones. Recuerda que obtener una buena puntuación es fundamental para que tus oportunidades de acceder a una buena universidad sean mayores.

2. Busca ayuda profesional

Esta prueba es determinante para tu futuro. Buscar ayuda profesional nunca está de más. Existen academias especiales que tienen programas específicos de apoyo que pueden ser muy útiles para ti.

Participa en los cursos SAT que ofrecen prácticas completas, numerosos ejercicios, pistas y tutoriales. Asimismo, te permiten realizar diferentes modelos de exámenes como si estuvieras realizando la prueba oficial. Asimismo, conocerás los resultados y los principales fallos.

3. Presta atención a tus debilidades

Participar en exámenes reales de práctica es una de las estrategias más inteligentes, ya que te permite conocer tus principales debilidades. Evalúa minuciosamente las respuestas erróneas y enfócate en fortalecer las áreas problemáticas.

Aprender de tus errores suele ser esencial para evitar que los cometas de nuevo. Descubre con exactitud en que te equivocas y trata de comprender porque la respuesta ha sido considerada como incorrecta.

4. Familiarízate con los principales contenidos

Hay mucha información disponible respecto a las posibles preguntas que puedes conseguir en el examen SAT. No obstante, debes saber que la prueba es diferente cada año.

Indistintamente de los cambios realizados, el examen está dividido en 3 grandes secciones: lectura, matemática y escritura. El objetivo principal del mismo consiste en medir las habilidades cognitivas y de razonamiento de cada participante. Ten en cuenta lo siguiente:

  • Lectura: Encontrarás textos aleatorios de temas diversos y muchas veces desconocidos. Centra tu atención en la idea principal que quiere transmitir el autor, así podrás responder sin mayor dificultad las preguntas realizadas.
  • Matemática: En esta sección miden no solo como abordas el problema, sino la metodología utilizada para solucionarlo. Enfócate en estudiar álgebra, métodos efectivos de resolución de problemas y el análisis de los datos.
  • Escritura:
    • Mide tus habilidades para la escritura, identificar sujetos, verbos, estilo, tono e incluso la coherencia. En muchos casos, presentan pasajes desordenados que debes reorganizar y escribir en tus propias palabras sin alterar el significado original.
    • Un componente de la escritura que no puede pasar desapercibido es la gramática. Probablemente encontrarás preguntas de selección para elegir de entre un grupo de oraciones cuál es la correcta desde el punto de vista gramatical.

5. Durante la prueba

El examen tiene una duración aproximada de 3 horas y 45 minutos más o menos. La preparación previa definitivamente es un factor determinante del éxito. Asegúrate de dormir bien antes del gran día, evita el exceso de cafeína, realiza ejercicios de respiración si estás nervioso y mantén una actitud positiva.

De igual modo, se recomienda tener en cuenta estos aspectos durante la prueba:

  • Lee con anterioridad las instrucciones, tiempo y condiciones de cada sección del examen. Conocer esto antes resulta muy útil para que no pierdas minutos valiosos que te sirven para dar respuesta a las preguntas sucesivas.
  • Aprovecha el tiempo y evita desconcentrarte. Mantente atento al reloj, procura responder las preguntas con rapidez y no te demores más de 1 minuto en cada una.
  • Responde primero las preguntas que sean más fáciles para ti. Si no sabes alguna, continua y déjala para más tarde.
  • Rellena cada espacio de manera adecuada. Recuerda que las revisiones son realizadas por máquinas especiales. Si marcas una respuesta por error asegúrate de borrarla muy bien para no generar confusión.
  • Apóyate en la hoja adicional de prueba para escribir lo que quieras.
  • Revisa cada sección del examen antes de entregarlo, tal vez consigas preguntas sin contestar o algún otro detalle que hayas pasado por alto.