¿Cómo combatir la anemia siendo deportista? | Decoasports
La valoración de los visitantes
[Total: 0 Average: 0]

Son varios los factores que pueden incidir en la anemia en un deportista. Según estudios confiables la padecen en proporciones similares a la población en general, pero en los deportistas suele manifestarse la denominada anemia ferropénica.

Debe tenerse en cuenta que todo atleta, y aún más si es de alta competición, la sudoración es mucho mayor y son mucho más probables, por la intensidad de la actividad física, las pequeñas lesiones sangrantes.

En cualquiera de los casos la anemia es cuando el organismo no tiene la cantidad suficiente de glóbulos rojos sanos.

Prevenirla es lo mejor

Cada atleta con altas aspiraciones de éxito en su respectiva disciplina deportiva debe tener presente que ha de mantenerse en óptimas condiciones físicas para alcanzar sus objetivos, como por ejemplo una beca deportiva mediante una empresa líder en el sector, como lo es Decoasports, que hace de intermediante a favor de aquellos estudiantes que quieren estudiar en EE UU a través de una beca deportiva o académica, al realizar todo el papeleo necesario para que el alumno pueda irse a estudiar a este país, ya sea porque le hayan concedido una beca o por sus medios propios.

Y por eso mismo la prevención de la anemia debe estar entre tus prioridades, teniendo en cuenta las siguientes indicaciones:

  • Compensar las dificultades y pérdidas de absorción de hierro a consecuencia de la intensa actividad física o práctica de un deporte. Esto puede lograrse al aumentar en la dieta diaria alimentos de alto contenido hemínico como el pescado, las claras de huevo, las carnes rojas y los mariscos.
  • Evitar consumir todo aquello que impide o disminuye la absorción del hierro. Es el caso del té, el café, vegetales ricos en fibras y los cereales.
  • Suplementar la dieta con mucha vitamina C con zumos de piña, kiwi, limón, naranja, o en tabletas específicas.

Siempre busca tener a mano todos aquellos alimentos que mejoren o intensifiquen la absorción del hierro, como las ya mencionados, pero incluyendo también una o dos copas vino por día y evitar a toda costa aquellos alimentos y bebidas que impidan su absorción.

Y no debes obviar que de acuerdo con la disciplina deportiva que practiques son mayores las posibilidades de pérdida de hierro como en los corredores de fondo y los tenistas.

En cuanto a las mujeres la incidencia de anemia puede ser mayor en las que están en edad fértil, pero en cada uno de esos casos pueden variar las condiciones según cada individuo.

Una dieta muy bien concebida para cada una de las comidas es la manera más efectiva de combatirla, para lo cual un especialista sabrá indicarte los alimentos que debes consumir y en las cantidades  más recomendables.

Eso significa un plan personalizado para que tu rendimiento deportivo durante el entrenamiento y las competiciones no se vea afectado por un agotamiento o fatiga cuya causa posiblemente está en una anemia que no haya sido diagnosticada.

Si aparece, cómo tratarla

El tratamiento consiste en reponer los niveles de hierro. Quedará a juicio del médico tratante si será necesaria la suplementación en cualquiera de las presentaciones diseñadas por la industria farmacológica.

En todo momento la complementación con vitamina C por su enorme contribución a la absorción del hierro será indispensable. Puede ser en comprimidos u otra forma disponible en el mercado, pero también has de procurar el consumo del zumo de aquellas frutas que la contienen en buenas cantidades.

Y debes tener mucho cuidado con la llamada falsa anemia que suele presentarse en muchos atletas porque su volumen plasmático puede aumentar hasta 20 por ciento, razón por la que las células sanguíneas están diluidas en más líquido, aunque son suficientes para la transportación de la cantidad de oxígeno necesaria.

Por casos como estos es fundamental que todos los atletas estén bajo la vigilancia y el estricto control de especialistas que puedan mediante la observación y exámenes llevar al día el estado de salud y sus condiciones para mantener altos niveles de rendimiento.

De allí que se insista en la dieta apropiada teniendo en cuenta los niveles de desgaste físico, sobre todo cuando las exigencias para mayores logros así lo requieren. Un atleta bien alimentado en el sentido estricto de esas palabras y bien entrenando en manos responsables tiene mayores probabilidades de éxito sea cual fuere el deporte que practique.

Y la anemia, como se dice de algunas enfermedades (puesto que la anemia no lo es), es también un enemigo silencioso que influye en el rendimiento, en el aumento de la agilidad, capacidad y resistencia del atleta.

Nada en exceso es bueno, y lo mismo sucede con el hierro en el organismo. Prevenir no significa abundar en el consumo de alimentos o productos ricos en hierro, porque su demasía puede ser causante de la hemocromatosis, que puede provocar el riesgo de infecciones al poner en riesgo el sistema inmune.

Se trata como en toda dieta y en la obtención de bienestar físico de que logres el equilibrio adecuado que merece tu organismo para que estés en las mejores condiciones. Para esto es imprescindible el cuidado y la atención personal, pero mucho mejor si lo realizas bajo la supervisión de quienes hoy en día se encargan de la formación idónea y óptima de los atletas.

¡Entérate de las últimas novedades sobre becas en USA!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo noticias relevantes sobre Decoasports.

Política de Privacidad

¡Te has suscrito correctamente! Gracias por confiar en Decoasports.