Para muchas personas, correr es lo más natural del mundo. En vista de esto, el atletismo se ha convertido en uno de los deportes con más seguidores en el planeta. Seamos aficionados a correr o participemos en competiciones, podemos recibir beneficios al practicar este deporte. E incluso, hasta en etapa escolar el atletismo es muy practicado. Esto ha llevado a que muchos jóvenes busquen becas deportivas en el extranjero.

Por eso, existen empresas que sirven de intermediarios para conseguir una beca deportiva de atletismo en EEUU. Gracias a esta ayuda económica, muchos jóvenes podrán dedicarse exclusivamente al atletismo. No obstante, poner todo el empeño y esfuerzo a practicarlo puede tener resultados negativos para los corredores.  En caso de no tener buen juicio al cuidarse, pudiera poner en peligro su salud y o sufrir algún daño físico.

Para evitar una lesión practicando atletismo debemos conocer los tipos de heridas más comunes, para poder tener los cuidados necesarios.  En la mayoría de los casos, las lesiones que se generan no son graves, pueden incidir notablemente en el desempeño de un competidor. A continuación enumeramos algunas de los traumatismos más frecuentes.

Las lesiones más frecuentes en atletas y corredores

Muchas de las lesiones más frecuentes en las que incurren los atletas, se originan en los músculos y articulaciones de los pies. Sin embargo, no son las únicas que se pudieran presentar. Entre ellas mencionamos las siguientes:

La fascitis

Es un tipo de lesión en donde la persona siente dolor en toda la base del talón o la planta del pie. Se sufre de inflamación y pequeños desgarres causando mucho dolor.

Síndrome de la cintilla (también conocido como “rodilla del corredor”)

Es una inflamación que empieza en la rodilla. La parte externa comienza a arder y avanza por el muslo hasta llegar a la cadera. Esta se produce cuando se incrementa la distancia de recorrido de forma ruda o al entrenar en cuestas muy inclinadas.

Tendinitis rotuliana

Es cuando el tendón rotuliano se inflama. Esto sucede comúnmente cuando se practica la carrera continua o running. Produce dificultad para moverse y dolor en las articulaciones.

Rotura fibrilar

En esta lesión, las fibras musculares tienden a romperse. Se detecta cuando el corredor presenta dolor intenso y palpitación detrás de la pierna.

La periostitis tibial

Como su nombre lo indica, es un dolor en la parte interna de la tibia, provocado por no apoyar correctamente los pies. Se puede solucionar al reemplazar el calzado por uno más apropiado para la forma del pie.

Condromalacia rotuliana

Con esta lesión se produce deterioro en el cartílago provocado por un torcimiento de la rótula. Ocasiona un inmenso dolor en la rótula de la rodilla.

La tendinopatía aquílea

Es una lesión muy común en deportistas de atletismo, se basa en una inflamación en el tendón de Aquiles.

Síndrome del estrés femoropatelar

Esto ocurre cuando el cartílago rotuliano posterior se inflama. Este traumatismo afecta a muchos corredores de tramos largos o cuando se está mucho tiempo sentado y al subir escaleras.

Esguince

Es una intensa aflicción ocasionada por un mal movimiento o una torcedura. Una de las lesiones más comunes de este tipo es el esguince de tobillo. Incide en el ligamento lateral externo. Es uno de los  traumatismos con mayor incidencia en runners.

Dolores de espalda

Los impactos que tiene el participante al correr influyen en su espalda. Estos  pueden traer como consecuencia un fuerte dolor por causa de la vibración.

Fractura de los metatarsianos

Consiste en la fractura de los huesos del pie, producidos por los golpes al correr. Se manifiesta cuando el empeine se hincha y presenta dolor. Otra de las causas de este tipo de lesión es el exceso de entrenamiento. Por lo tanto, pueden llegar a ser muy graves y dejar al corredor imposibilitado para entrenar por un buen tiempo.

Cabe destacar, que las lesiones o traumatismos son más frecuentes en aficionados que en deportistas  profesionales. Pero debe señalarse que, aunque una persona se puede lesionar al practicar atletismo, también existen diversas terapias para solucionarlas.

También puede interesarte: 10 causas más comunes de lesión en personas deportistas

¿Cómo puedes evitar lesionarse?

Para disminuir el riesgo de tener alguna lesión y evitar el daño a uno mismo, es necesario tomar  algunas precauciones.

  1. Primeramente, debes estirar el cuerpo y calentar. Esta es una de las principales medidas a considerar.
  2. Tienes que llevar una buena alimentación día a día. ¿Por qué? Porque de esta manera le añadiremos a nuestro organismo vitaminas y nutrientes para el cuidado de los músculos.
  3. Consume suplementos nutricionales especiales para hacer deporte.
  4. No olvides elegir el tipo de calzado que usamos para entrenar. Si no es el adecuado, no podremos atenuar  los golpes que sufre nuestro  cuerpo al correr.
  5. Necesitamos hidratarte lo suficiente al momento de practicar.
  6. Desarrolla una buena musculatura.
  7. Finalmente, es fundamental utilizar “técnicas de entrenamientos”. Porque si no tienes una buena estrategia al correr, sería muy fácil sufrir una lesión.

Algo que debemos considerar es que todo se logra de forma gradual y no de un solo golpe. Por eso, es importante ser paciente y entrenar a un grado razonable, no debemos excedernos. Gran parte de las lesiones que sufren los deportistas es por entrenar más allá de sus capacidades.

Si te ha gustado este post, lo más posible es que te interese: requisitos necesarios para conseguir una beca deportiva en USA

¡Entérate de las últimas novedades sobre becas en USA!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo noticias relevantes sobre Decoasports.

Política de Privacidad

¡Te has suscrito correctamente! Gracias por confiar en Decoasports.