▷ Los 5 Mejores Consejos Sobre La Respiración Bilateral 🥇 Decoasports
La valoración de los visitantes
[Total: 0 Average: 0]

En natación, no es habitual respirar por ambos lados, pero sí recomendable. Hacerlo no solo mejora la capacidad pulmonar, sino que también evita tomar aire más seguido. Un mejor dominio de la respiración bilateral (RBL) implica una práctica más eficiente, fluida y rápida. De ahí la importancia de aprender a utilizar el lado no dominante.

Al principio es un poco extraño y difícil, pero al dominar esta técnica, el giro de cabeza ocurre de forma automática, una solución incluso para los frecuentes problemas de asimetría. ¿Cómo cambiar el hábito de nadar girando la cabeza hacía un solo lado? Aquí algunos consejos interesantes.

Qué implica respirar de forma bilateral

Está técnica exige que un nadador respire por el lado contrario al habitual tras cada ciclo de brazadas. El cambio puede darse después de 3-5 brazadas. La alternancia de lados mejora la alineación corporal, favorece el equilibrio, reduce la fatiga del cuello, contribuye a economizar la energía, entre otros beneficios.

La respiración bilateral es primordial también para nadar en aguas abiertas, ya que mejora el campo visual y facilita la ubicación. A nivel competitivo, es una habilidad que garantiza destacar como atleta de alto rendimiento y obtener una beca de natación en Estados Unidos.

Decoasports es una empresa que hace de intermediante para aquellos estudiantes que quieran estudiar en Estados Unidos mediante una beca deportiva o una beca académica. Ellos se encargan de hacer todo el papeleo necesario para que el alumno pueda irse a estudiar a Estados Unidos ya sea porque le han concedido una beca en USA o por sus medios propios.

Con tantas ventajas, es preferible aprender esta técnica y entrenar lo necesario. A continuación, algunas recomendaciones que son de mucha ayuda.

Cómo mejorar la respiración bilateral

El primer consejo es intentarlo, aunque no domines bien la técnica. Para empezar, es fundamental respirar por el lado que normalmente no utilizas. Al entrenar conviene que realices al menos una serie diaria respirando por el lado incómodo hasta que consigas hacerlo de forma automática.

No siempre resulta fácil adaptarse al cambio, pero con esfuerzo y determinación es posible acostumbrarse. Algunos nadadores que aprenden la RBL tras años de utilizar el método normal, superan incluso las expectativas iniciales. Sin embargo, es mejor entrenar nadando pequeñas distancias.

En todo caso, lo más recomendable es iniciar unos 25 m con RBL, alternando con 50 metros del lado habitual y luego 25 m con RBL. Con esta sencilla rutina es posible alcanzar los 175 m en unas pocas sesiones de entrenamiento. El siguiente paso es aumentar las series: 5×175 m con reposo de 10 segundos entre cada una, por ejemplo.

La estrategia más eficaz consiste en nadar series de respiración bilateral lo más cómodo y rápido posible. Si consigues estos resultados en poco tiempo, nada impedirá que puedas nadar fácilmente 1.000 m con RBL antes de cualquier competición importante u obtener una beca USA para ir a Estados Unidos.

Estas son algunas series de RBL que puedes practicar en natación:

  • Calentamiento principiante: 175 m alternando con RBL cada tercer largo.
  • Calentamiento avanzado: 175 m alternando con RBL cada tercer largo. Luego en 45 minutos 200 m alternando con RBL con reposo de 10 segundos.
  • Serie inicial: 4×100 m con reposo de 10 segundos entre cada una, alternando con RBL en primer y cuarto largo.
  • Serie intermedia: 4×100 m con reposo de 10 segundos en los 50 m, pero respirando solo por el lado no dominante.
  • Serie avanzada: 3×200 m con reposo de 15 segundos. Los 200 m se nadan en esta secuencia: 50 RBL, 50 lado no dominante, 50 RBL, 50 lado no dominante.
  • Recuperación: 175 m alternando con RBL cada tercer largo.

Son demasiado sencillos para no necesitar tanto reposo y trabajar más a la respiración bilateral. No olvides reducir la velocidad de movimiento para priorizar cada secuencia de la brazada (entrada, agarre, empuje, salida, recobro) y demás aspectos de la respiración. Lo ideal es nadar despacio con una destreza depurada antes de nadar rápidamente de forma eficaz.

Por qué utilizar la respiración bilateral

Esta técnica contribuye a equilibrar la brazada general e inclinar las caderas (giro o rotación) en ambas direcciones de la brazada. Un error habitual en el estilo libre ocasiona una menor rotación (giro) por el lado de la respiración. El rolido resulta más fácil por el lado dominante que por el lado no dominante.

La deficiencia de inclinación antes mencionada puede reducir potencia a la brazada e impedir finalizar una acción con la misma fuerza que produce el lado dominante. El estilo bilateral suaviza en cambio la brazada y, sobre todo, facilita nadar en línea recta con mejor eficacia.

La respiración bilateral es mejor en todos los sentidos: permite visualizar a los oponentes, reduce el estrés constante en hombros, facilita realizar ajustes a ambos lados, favorece observar la recuperación, evaluar la posición del codo, el movimiento de los dedos de la mano, así como la entrada de la mano a la superficie.

¡Entérate de las últimas novedades sobre becas en USA!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo noticias relevantes sobre Decoasports.

Política de Privacidad

¡Te has suscrito correctamente! Gracias por confiar en Decoasports.