El tenis es uno de los deportes más técnicos que puede existir y requiere de una excelente preparación física por parte de quienes lo practican. Esto es debido a sus continuos cambios de ritmos, golpes fuertes, esfuerzos y demás. La suma de todas estas puede provocar lesiones serias a consecuencia de los movimientos tan repetitivos en algunas partes del cuerpo, en especial en las articulaciones.

Si te gusta este deporte, aquí te mostramos las lesiones en el tenista más frecuentes que se pueden presentar. Además, te daremos algunas claves que te permitan prevenir este tipo de inconvenientes.

Lesiones más habituales

Muchas de las lesiones en el tenis suelen aparecer por: Falta de fuerza, realización inadecuada de movimientos y técnicas, falta de calentamiento, por sobrecarga en los músculos, falta de equipamiento adecuado, etc. Por lo que las más comunes son:

  • La epicondilitis: Muy conocida como codo de tenista. Se debe a una inflamación de tendones que une músculos del antebrazo con la parte exterior del codo, producto de su uso excesivo. Se manifiesta con dolor o ardor en el codo y debilidad en el agarre.
  • Síndrome del túnel carpiano: Es provocada por la irritación del nervio mediano por el sobreuso de la musculatura flexora del antebrazo y una mala técnica por parte del tenista.
  • Desgarros del manguito rotador del hombro: Es una lesión que puede producirse paulatinamente debido al uso excesivo. Es una lesión aguda que incluye dolor en el hombro, sensibilidad, debilidad, dificultad crujidos al levantar el brazo, etc.
  • Fracturas por estrés en la espalda: Es producto de una sobrecarga y de forma eventual puede ocasionar fracturas, dolores lumbares, entre otras.
  • Tendinitis rotuliana: Se produce a consecuencia de saltos repetitivos y ejerce tensión excesiva sobre el tendón, lo que causa desgarros. Se manifiesta con dolor, hinchazón y calentura al tacto.
  • Esguince de tobillo: Son habituales tras el uso de ritmos muy rápidos y movimientos repentinos que pueden estirar o dañar los ligamentos. Causan dolor, rigidez e incluso hematomas.
  • Desgarros musculares o roturas de fibras: Esta lesión es causada por movimientos muy explosivos y de gran velocidad. Aquí, los músculos más lesionados son los gemelos, los isquiotibiales y el recto anterior del cuádriceps.

 

Cómo prevenirlas

Esta práctica exige un conjunto de requisitos de prevención ligados a los buenos cuidados alimenticios e higiénicos. Estos son factores indispensables para que los resultados sean los esperados.

En este sentido queremos darte algunos consejos para que los riesgos sean mínimos en el momento de practicar tenis:

  1. Realiza calentamientos durante cinco o diez minutos (correr, trotar, estirar, etc.)
  2. Consume gran cantidad de líquidos antes, durante y después del juego. Esto te ayudará a evitar molestos calambres y entumecimientos.
  3. Evita los juegos en superficies muy duras (sobre cemento, asfalto, suelos sintéticos).
  4. Tus zapatillas de deporte deben contener un excelente soporte de prevención de lesiones en el tobillo, aún más si este es débil. Lo recomendable será hacer uso de doble calcetines o en su defecto tobilleras.
  5. Utiliza polvo de talco para secar el mango y de esta manera evitas la aparición de ampollas en tus manos.
  6. Cuando realices un smash o remate, no flexiones tu espalda innecesariamente. Dobla tus rodillas y eleva los tobillos para que el peso corporal esté en equilibrio.
  7. Las paradas y arranques violentos pueden ocasionar torceduras moderadas. Trata de evitarlas.
  8. Evita caídas sobre la parte trasera de tu pie.
  9. No sobreentrenes. Descansa y de esta manera podrás evitar una fascitis plantar.
  10. Para prevenir el codo de tenista, presta atención a estos consejos:
  • Haz ejercicios de estiramientos graduales en tu muñeca.
  • No coloques tus pulgares en la parte trasera del mango de la raqueta para alcanzar más apoyo en el revés.
  • Tras golpes frontales, dobla el brazo para que bíceps y espalda hagan fuerza durante el movimiento y no el codo.
  • Al hacer un servicio, dobla el brazo.
  1. Conviene que busques un buen entrenador que te ayude a corregir los errores técnicos para que puedas minimizar los excesos de cargas en una mala ejecución.

 

El deporte y la educación de la mano

Si eres de los que sueña con irse a estudiar a EE. UU, existen opciones por las que puedes optar para que logres compaginar tu educación universitaria con los entrenamientos de alto nivel que tanto deseas. Obtener una beca de tenis en Estados Unidos es una de ellas.

El régimen de estudio en este país se adapta fácilmente a tus necesidades deportivas. De forma que al postularte podrás hacer uso de horarios flexibles y programas especiales que se adecúen a tus perspectivas profesionales.

En el caso de que seas un estudiante/deportista con deseos de finalizar tus estudios de secundaria y bachillerato dentro de algún instituto americano, te ofrecemos el programa de  High School en USA. Aquí podrás mejorar tus conocimientos del idioma, prepararte para la vida universitaria y al mismo tiempo realizar tus entrenamientos deportivos.

Evalúa tus opciones y apúntate para una beca para que puedas competir y estudiar entre los más sobresalientes.