La esgrima es un deporte de combate y puedes usar una espada, un sable o un florete. Además, debes estar debidamente protegido. Si eres estudiante y deseas especializarte en esta práctica deportiva, puedes hacerlo a través de una Beca de esgrima en USA.

En caso de que requieras la asesoría experta de una empresa que intermedie, Decoasports realiza todo el papeleo necesario para que puedas estudiar en Estados Unidos mediante una beca deportiva, académica o por tus propios medios. Como todos los deportes, practicar esgrima deportiva puede ocasionar desgaste muscular, a continuación, se describen las lesiones más comunes:

Hombro

Lesión de hombro

Las contusiones más usuales en el hombro incluyen:

  • Periartritis. Afecta el brazo protegido y ocurre por sobrecarga reiterada del tendón del bíceps y del supraespinoso.
  • Tendinitis bicipital. Surge por la manipulación del arma y su peso, ya que el brazo está algo elevado y el codo flexionado, también por los rápidos movimientos del hombro.

Codo

La lesión más frecuente del codo es la epicondilitis humeral. Es una inflamación de los músculos de la muñeca, los dedos y músculos supinadores del antebrazo. Surge por el peso de las armas y el impacto de las mismas.

Muñeca y mano

Las lesiones más usuales son los hematomas, contusiones, tendinitis del extensor ulnar y la estiloiditis radial a nivel de la mano revestida. Mientras que en los dedos son usuales las artritis traumáticas por el golpe de las armas.

También es habitual el trastorno de la articulación metacarpofalángica del pulgar, concretamente, el ligamento cubital. Sucede por la  inclinación radial del pulgar provocada por el puño del arma durante una ofensiva repentina.

Columna vertebral

La lumbalgia aguda, es de origen muscular y ocurre por sobrecarga funcional. Específicamente la hiperextensión lumbar aparece cuando el tirador retrocede y provoca movimientos de rotación al tronco. La práctica de este deporte involucra casi todos los músculos.

Cadera

Lesiones de cadera

Las lesiones de cadera son poco frecuentes. Sin embargo, los tiradores experimentados pueden presentar artrosis debido a la rotación externa continua de la pierna más adelantada, y los microtraumatismos repetidos sobre el cartílago por el impacto del pie contra el suelo.

Rodilla

Incluyen las lesiones meniscales interno y externo, los ligamentos colaterales y los cruzados. Entre las patologías crónicas, se encuentra la condromalacia rotuliana de diverso grado. Las lesiones nerviosas son usuales en el tendón rotuliano y del cuádriceps en su inserción en el polo proximal de la rótula.

Tobillo y del pie

Entre las complicaciones del tobillo y el pie, se encuentran:

  • Esguinces de tobillo. Afecta los ligamentos de la cara externa como consecuencia de la torcedura del pie. Son de grado I o II no quirúrgicos.
  • Talalgia. Dolencia constante del talón. Perturba al pie adelantado y su origen es la repetición del movimiento del pie al chocar contra el suelo con el peso del cuerpo.
  • Tendinitis. La más común es la del tendón de Aquiles. Se identifica por un dolor específico que aumenta con el movimiento, inflamación y crujido al tacto.
  • Plantalgia. La más frecuente es la fascitis plantar que aparece por arranques intensos, rotaciones expeditas o pronación exagerada del tobillo.
  • Contusiones traumáticas. Son frecuentes en la espada, por ser el pie parte del blanco permitido. Otras lesiones del pie son los callos y uñas encarnadas.

Otras molestias usuales en esgrima

  • Calambres musculares. Pueden surgir por la temperatura, sudoración, el estrés o grado de concentración. Se requiere un buen entrenamiento, calentamiento apropiado e hidratación adecuada para prevenirlos.
  • Contracturas. Aparecen después de excesos de trabajo. Son necesarios 10 días de reposo, relajantes musculares, masajes y medidas fisioterapéuticas.
  • Hematomas. Ocurren por el impacto del arma o por choques cuerpo a cuerpo. Son curadas con frío y pomadas de heparina.
  • Contusiones músculo-tendinosas. Se deben a traumatismo o sobrecarga por la acumulación de microtraumas sucesivos. Este último puede volverse crónico.
  • Heridas por rotura del arma. Ocurren por el uso de equipamiento e indumentaria en mal estado. También suceden cuando el tirador no está protegido debidamente.

Consejos para prevenir las lesiones en esgrima

Consejos para prevenir

  • Emplear equipo en óptimas condiciones tanto en los entrenamientos como en las competencias.
  • Conocer y estar actualizado acerca de las reglas del esgrima.
  • Aprovechar cada entrenamiento para corregir fallos técnicas.
  • Estar siempre atento y concentrado mientras se practica la disciplina deportiva.
  • Cumplir con un calentamiento y estiramientos adecuados antes de la práctica deportiva.
  • Mantener una alimentación e hidratación óptimas.
  • Estar alerta ante los indicios de cualquier contusión.
  • Evitar las prácticas en caso de lesión. Un diagnóstico anticipado impide la interrupción de las actividades ante algunas clases de lesiones.

Es importante la debida recuperación del cuerpo después de lesionarte. La práctica de esgrima sin recuperarse totalmente de una contusión previa no es recomendable, pues empeoraría el problema.

Si te gusta la esgrima, querrás seguir practicándola sin llegar a lesionarte. Por ello, si sigues cada una de las recomendaciones, podrás prevenir muchas de estas lesiones durante la práctica de tu deporte favorito.