Ser estudiante de intercambio en Estados Unidos es una experiencia única en la vida. No solo podrás aprender un nuevo idioma y adentrarte en los matices de una cultura diferente. También podrás vivir momentos inesperados y muchas aventuras.

Si quieres saber cómo aprovechar al máximo esta experiencia, no te preocupes. Hay varias claves que te ayudarán a adaptarte, hacer nuevos amigos y vivir a plenitud tu intercambio. A continuación te dejamos los mejores tips para hacerlo, siempre a tu manera y con tu toque personal, pues tu experiencia de intercambio será lo que tú hagas de ella.

Disfruta con la familia de acogida

Vive nuevas aventuras con tu familia de acogida

Para quienes se preguntan cómo irse de intercambio a Estados Unidos, una de las mejores opciones es hospedarse con una familia de acogida. Hay varios programas con los que puedes encontrar familias anfitrionas rigurosamente seleccionadas para ofrecer alojamiento a estudiantes de otros países.

Estas familias comparten con los estudiantes su hogar, su comida, idioma y tradiciones. Por eso, vivir el día a día con ellos te permitirá conocer mejor a la gente y la idiosincrasia del país. Además, te ayudarán a dominar el idioma nativo así como a integrarte en el país que visitas.

Ser nuevo en la familia al principio puede llegar a ser muy extraño. No obstante, a medida que pases más tiempo juntos esa sensación disminuirá y podrás disfrutar cada vez más.

También, será de gran ayuda si compartís actividades divertidas y que os ayuden a conoceros mejor. Podéis salir de paseo, ver películas, disfrutar juegos de mesa o realizar cenas especiales para conversar un buen rato.

No olvides que serás parte de la familia de acogida lo que dure tu estancia. Esto quiere decir que también deberás cumplir con ciertas obligaciones, ayudar con algunas tareas y respetar las normas del hogar.

Sé paciente y practica tu inglés con frecuencia

Para algunos estudiantes de intercambio, los primeros días en el instituto son los más difíciles. Una vez que pases la etapa inicial sentirás más comodidad con tus profesores y compañeros.

No te preocupes si te equivocas al hablar en inglés. Esto es muy común al principio, lo importante es que practiques constantemente el idioma para que cada vez lo domines mejor y puedas expresarte de manera más fluida.

Sácale el máximo provecho a tus clases, consulta con tus profesores las dudas que tengas y pide ayuda a alguien de tu familia de acogida. Aunque no son profesores formales, te podrán ayudar con algunas palabras y expresiones autóctonas. Además, al practicar en casa te sentirás con mayor seguridad al expresarte en público.

Explora tu comunidad anfitriona

Vive nuevas experiencias conociendo tus nueva comunidad

Esta es otra forma de continuar con tu integración en USA. Además, en la mayoría de las comunidades americanas hay varias actividades interesantes que puedes hacer. Por ejemplo, si te gusta la naturaleza y hacer actividades al aire libre, puedes visitar los parques más cercanos a la localidad donde te hospedas y hacer excursiones o un picnic.

También puedes visitar museos o lugares históricos si te apasionan las actividades culturales. Solo investiga un poco qué lugares están próximos a tu zona residencial o, si están un poco alejados, revisa las opciones de transporte público para llegar a tu destino. Seguro aprenderás mucho y te divertirás.

Incluso, tu familia anfitriona podría compartir contigo sus sitios favoritos o acompañarte a nuevos lugares que no hayan visitado antes. Así, afianzarás tu vínculo con ellos y con el lugar en el que te encuentras.

Aprovecha para conocer gente nueva

Además de conocer tu comunidad, tendrás muchas oportunidades de conocer gente nueva. Tu familia anfitriona puede presentarte al resto de sus familiares, a los vecinos y a sus amigos. Además, los hijos de la familia podrían ayudarte a conocer a más gente de tu edad.

También estarán tus compañeros de clases en el instituto donde vayas a estudiar. Puedes investigar si hay algún club o alguna actividad deportiva en la que te gustaría participar. Así, conocerás a otros estudiantes con los que tengas intereses en común.

Solo hay que presentarse con autenticidad y tomar la iniciativa para entablar una conversación con otras personas. Haz preguntas sobre sus intereses, sobre su vida en la comunidad y sobre la cultura americana. A medida que pase el tiempo, sentirás más confianza para interactuar con gente nueva.

Ábrete a nuevas experiencias

Abre tu mente y vive nuevas aventuras

Ten en cuenta que el futuro es incierto y realmente nadie sabe lo que pasará. Por eso, es importante tener apertura a lo que pueda suceder y a las oportunidades que la vida nos presenta. Esa actitud te ayudará a aprovechar al máximo tu experiencia de intercambio y te hará más fácil sortear las dificultades que se puedan presentar.

Los estudiantes que están abiertos y receptivos a nuevas experiencias son los que más disfrutan su estadía en Estados Unidos. Se dejan llevar y aprovechan todas las oportunidades que se les presentan. Por eso, no lo pienses dos veces a la hora de hacer un paseo, de iniciar un nuevo hobby o participar en cualquier actividad que llame tu atención.