El baloncesto es una práctica deportiva de contacto por lo que es muy común que el atleta pueda sufrir lesiones. Durante el desarrollo de este deporte se comprometen diversas partes del cuerpo por los movimientos finos y más complejos que deben ejecutarse dentro del campo de juego.

Por eso, es importante evitar lesiones en baloncesto. Es necesaria una excelente preparación física que disminuya el riesgo de lesiones instantáneas graves o problemas musculares que se puedan presentar a futuro. 

Una buena formación es clave para ser un excelente jugador de baloncesto

Para ser un buen deportista no solo basta con tener condiciones físicas. También es necesario que el atleta disponga de excelentes entrenadores y preparadores profesionales. Resumiendo, alguien detrás que les permita desarrollar estrategias de juego y una visión del campo de juego más profunda. 

Por eso, los estudiantes que tienen la afición por los deportes es importante que gestionen una beca baloncesto en Estados Unidos. De esta forma, podrán tener un nivel de entrenamiento alto y a su vez compaginar los estudios universitarios.

Muchos adolescentes americanos han hecho del baloncesto una forma de vida. De hecho, todos los grandes jugadores de la NBA han empezado su carrera en los equipos universitarios. 

La liga de universidades de baloncesto tiene gran prestigio en USA y un gran seguimiento del público. De ahí, la marcada importancia de prepararse en centros de estudios de este país si has decidido ser una gran estrella de este deporte.

El éxito a futuro empieza por evitar lesiones en el campo de juego

¿Quieres ser un jugador de baloncesto con grandes perspectivas a futuro? Entonces es necesario que empieces a considerar algunas recomendaciones importantes para tener un entrenamiento seguro y sin riesgo de lesiones importantes.

A continuación, te mencionamos algunos consejos que debes tener en cuenta:

  • Es necesario realizar el proceso de calentamiento de forma previa para estirar los músculos, ya que si están fríos tienes más riesgo de sufrir lesiones. Puedes calentar el cuerpo con pequeños saltos, caminatas de 3 y 5 minutos o con bicicleta estática. 
  • Intenta jugar en la misma posición en la que estás habituado para evitar colisiones con otros jugadores. Asimismo, evita agarrar, empujar, bloquear o cargar a los contrarios.
  • Es importante utilizar una buena técnica para lanzar a la canasta o pasar el balón.
  • Usa zapatillas de baloncesto con buena sujeción y suelas antideslizantes.
  • Utiliza tobilleras para reducir la incidencia de torceduras.
  • El uso de rodilleras o protectores del codo evita abrasiones o heridas.
  • No olvides usar protector bucal para proteger los dientes y la boca.
  • No utilices joyas ni mastiques chicle durante los partidos.

Los campamentos de verano, un excelente recurso para mejorar el entrenamiento deportivo

Los adolescentes que logran alcanzar una beca deportiva en Estados Unidos tienen la oportunidad de optar a un Summer Camp USA. Esta es una extraordinaria oportunidad para vivir una experiencia única durante 4 semanas. Estos programas les permiten a los estudiantes desarrollar un alto nivel humano, académico y deportivo.

Estos campamentos de verano ofrecen una formación integral. El alumno contará con las herramientas necesarias y los espacios convenientes para mejorar sus conocimientos y condiciones físicas. El programa incluye tres horas de inglés y de entrenamiento deportivo, excursiones culturales los fines de semana, alojamiento con una familia americana, seguro médico y material escolar.

¿Cuáles son las principales lesiones que debes evitar en el baloncesto?

Hay distintos tipos de lesiones a las cuales estás expuesto cuando entrenas baloncesto. Por eso, es necesario que conozcas las más comunes y cuáles son las consecuencias de cada una:

  • Esguince de tobillo: Esta es la lesión más frecuente en el baloncesto. Se genera cuando realizas un movimiento hacia fuera o dentro del pie, el cual sobrepasa la tensión soportable por los ligamentos del tobillo que causa lesiones en estos. El esguince puede ir desde una micro-rotura por un estiramiento excesivo hasta una rotura completa del ligamento.
  • Tendinopatía: Esta lesión se produce cuando el tendón rotuliano, el cual une la tibia con la rótula sufre diversidad de síntomas que generan dolor. Esto ocasiona dificultades para estirar la pierna. También es común una sensación de debilidad, inflamación y pérdida de equilibrio.
  • Dolor en el tendón de aquiles: Esto deriva de una modificación en las condiciones normales de cada contracción, así como del eje de tracción o traumatismo por compresión directa.
  • Esguince en los dedos de la mano: Es normal que se generen lesiones en los ligamentos de las manos porque participan de forma activa en el juego. Asimismo, se puede presentar desde distensión hasta rotura, inflamación y dolor al instante. También se puede generar un hematoma.
  • Fractura de los dedos: Es similar al esguince, salvo la diferencia de que se da una fractura en los huesos y no en los ligamentos. Por lo general, se produce cuando hay un fuerte impacto con el balón.

De igual manera, es normal que el jugador pueda sufrir tendinopatía del cuadriceps femoral, lumbalgia, fascitis plantar, luxación de hombro y lesiones musculares en gemelos e isquiosurales. 

Por eso, es importante realizar mucho estiramiento y un calentamiento efectivo cada vez que entrenes. De esta manera no solo podrás evitar lesiones a futuro, sino que te convertirás en un verdadero estratega dentro de la cancha de juego.