Fascitis plantar: las claves para su prevención y recuperación

Existan muchas enfermedades que pueden aquejar a los deportistas, la fascitis plantar es una de ellas. Si eres atleta y has sentido algunas molestias en tus pies, no te preocupes. Todo tiene solución y en este artículo encontrarás algunas claves para prevenirlo o, en todo caso, cómo recuperarte de esta condición.

Algunos deportistas ni siquiera han escuchado hablar sobre este diagnóstico, pero consultar a un médico ayudará a contestar algunas interrogantes. La fascitis plantar es básicamente es una lesión inflamatoria causada por el uso excesivo o un movimiento brusco, que a su vez genera microlesiones que producen dolores en la planta del pie.

La fascia Plantar es una lámina estructurada que conecta desde el talón hasta los dedos del pie. Recubre los huesos de la planta del pie y mantiene el arco plantar.

¿Qué causa la fascitis plantar?

Existen diversas razones por las que se produce esta patología. La principal es que el pie lleve una carga sobre la estructura que genera la inflamación.

Exceso de carga: cuando el deportista corre largas distancias, sobre todo en terrenos inestables y con subidas muy pronunciadas. Usar los zapatos incorrectos: con suela muy delgada o sin la estructura del arco con la suela.

La vejez: La edad en algunas personas también podría ser causante de esta lesión, porque en la medida en que las personas van envejeciendo, también van perdiendo elasticidad en sus tejidos. Además, el músculo que hace posible el movimiento del pie igualmente pierde fuerza y va disminuyendo su forma de regeneración.

Bailarinas y corredores

La fascitis plantar la puede padecer cualquier persona pero algunas son más propensas a sufrirla, como las bailarinas y los corredores, porque usan con mayor frecuencia la planta de los pies.

Hay muchos atletas en excelente condiciones y muy bien preparados que deciden cursar sus estudios por medio de becas deportivas USA. Muchos de ellos son corredores que han tenido que sortear dificultades, como este tipo de lesiones, para conseguir sus sueños.

Mientras otras personas, por ejemplo, prefieren irse por una beca académica en USA recomendada por Decoasports y practicar otras actividades como el baile. Sin embargo, no están exentas de sufrir de fascitis porque trabajan mucho con las plantas de los pies.

Claves para prevenirla

Aunque no existe una forma específica de prevenir la fascitis plantar, es importante que tengas en cuenta estas claves muy útiles:

  • Lo primero que debes hacerte es una prueba de biomecánica de la pisada para descartar este mal a futuro.
  • Debes usar zapatillas que se adapten a la actividad que realiza el corredor. Esto varía de acuerdo con el peso de la persona, la forma de pisar y el tipo de superficie.
  • Estirar los músculos de las pantorrillas. Esta está compuesta por el músculo gastrocnemio y el sóleo que se conectan con el tendón de Aquiles, el más grueso y fuerte que tiene el humano. Cuando no se aplica el adecuado estiramiento a este músculo se puede contribuir a la aparición de fascitis plantar.
  • Fortalecer los pies. De acuerdo con una investigación realizada a 10 atletas sanos e igual número de corredores con fascitis plantar, los expertos determinaron que fortalecer los músculos de los pies podría ser una estrategia aplicable para evitar esta lesión o recuperarse, en caso de ya tenerla.
  • Corregir: En las personas que sufren de fascitis plantar es frecuente que esté débil la musculatura de la zona interna de la pierna y las pisadas irregulares, por eso es necesario adoptar una técnica para corregir los desequilibrios que se ajusten a un plan de prevención.

Puedes recuperarte

Todo tiene solución. Lo esencial ante esta lesión es dejar de entrenar. Aquí tienes otro listado de las actividades que ayudan a recuperarte de una fascitis plantar:

  • Medir el entrenamiento: Tu cuerpo tiene un límite. No debes sobreusarlo durante los entrenamientos. Debes ejercitar hasta que el cuerpo tolere; de lo contrario, el riesgo de lesión aumenta considerablemente.
  • Mejorar los movimientos: La planta del pie, el Tendón de Aquiles y el tríceps sural (gemelos y soleo) están conectados anatómicamente, por eso mientras más rango de movimientos tenga el tobillo, menor es el riesgo de padecer este diagnóstico.
  • Entrenar la fuerza: Un músculo débil frente a otro muy fuerte acabará lesionado. La corrección de esos desequilibrios mediante el entrenamiento de fuerza facilitará el trabajo preventivo de la lesión.

Sin embargo, lo más importante que debes hacer es acudir a un médico especialista. Sobre todo, si el dolor en el pie supera los 10 días.

Fascitis plantar: las claves para su prevención y recuperación
5 (100%) 1 vote

Pin It on Pinterest

Share This