En Estados Unidos hay muchos institutos que ofrecen un programa especial. Consiste en que cualquier estudiante que quiera pueda cursar un año académico de su última etapa educativa previa a la educación superior.

Aunque te parezca increíble, esta alternativa cada día cobra mayor popularidad. Muchas familias se reúnen y analizan los beneficios de que los más jóvenes asistan a algunos de estos centros.

Si estás pensando en estudiar en el extranjero, definitivamente una escuela en USA es tu mejor opción con o sin becas deportivas en usa para bachillerato. A continuación, encontrarás 8 razones para irte un año escolar a uno de los destinos más codiciados: Estados Unidos.

1. Un sistema educativo intachable

El sistema educativo norteamericano cuenta con amplio reconocimiento internacional. Las instalaciones de cada High School están acondicionadas perfectamente para que los estudiantes se sientan a gusto. Allí adquirirán los conocimientos requeridos y desarrollarán todos sus talentos personales.

Si necesitas ayuda para seleccionar una escuela en USA puedes apoyarte en los especialistas de Decoasports. Este extraordinario equipo de profesionales está preparado para analizar cada caso de manera personalizada y ayudarte a escoger el centro que mejor se adapte a ti.

2. Diversidad de actividades extraescolares

La enseñanza preuniversitaria es de alta calidad y está dividida en 4 grados: desde el 9° al 12°. Se denominan freshman, sophomore, junior y senior. Estos años equivalen a la educación secundaria o bachillerato.

El plan de estudios está conformado por asignaturas de carácter obligatorio, científico, matemático y optativo. Los estudiantes tienen libertad de elección y múltiples posibilidades académicas. Las actividades extraescolares son muy diversas.

En la búsqueda de la excelencia escolar podrás conseguir ofertas académicas basadas en los principales gustos e intereses de los estudiantes, tales como el teatro, canto, periódico escolar, biología, alguna categoría deportiva, entre otras.

3. Un método de aprendizaje desde la práctica

En Estados Unidos, la metodología de aprendizaje ha evolucionado a favor de la óptima adquisición de los conocimientos. Los docentes cuentan con un gran nivel de pedagogía y creatividad.

Centran su atención en la teoría y sobre todo en la práctica. Va mucho más allá de una planeación sujeta a unos objetivos específicos, por lo que los estudiantes aprenden haciendo. Se les enseña a investigar, pensar, analizar, aplicar la lógica y solucionar problemas a través de la ejecución de diversos proyectos.

4. Perfeccionamiento del inglés

Los estudiantes se sienten motivados a aprender un idioma de alcance mundial. Estar rodeado de personas que hablan esta lengua las 24 horas del día impulsa a los que no la conocen a usarla y perfeccionarla.

Asimismo, cada escuela cuenta con completo programa de inglés. Al término del curso los participantes obtienen un certificado reconocido internacionalmente. Este es un valor añadido que te servirá en cualquier lugar donde te encuentres. Aparte de la inmersión cultural y el enriquecimiento personal que esto significa.

 

5. Intercambio cultural

Los estudiantes tienen la oportunidad de conocer nuevas culturas, participar en diferentes tradiciones y costumbres que desconocían por completo. Consiguen compañeros de otras nacionalidades y comparten sus propios estilos de vida.

La sociedad norteamericana se distingue por ser muy espontánea. Es muy fácil hacer nuevos amigos, te abren las puertas para que te sientas como en casa y en poco tiempo estarás muy cómodo y adaptado.

Las celebraciones de diferentes festividades forman parte esencial de la cultura estadounidense. En este nuevo entorno podrás participar en el baile de fin de curso, fiestas temáticas, el día de acción de gracias, Halloween, tradiciones navideñas únicas y mucho más.

6. Mayores oportunidades

Estados Unidos es un país de referencia por naturaleza y se ha posicionado como uno de los sitios de mayor renombre en materia educativa. Asimismo, está a la vanguardia en el contexto de investigación y educación.

Estudiar un año escolar en USA es una excelente oportunidad para familiarizarte con este tipo de entorno que suele ser muy parecido al de las universidades. El título que recibirás al término del curso es completamente válido en otros países y cumple con todos los requisitos exigidos por el Ministerio de Educación.

Incrementas tus posibilidades de inserción en el mercado laboral y en las universidades más prestigiosas del mundo.

7. Aumenta la autonomía y sentido de responsabilidad

Estudiar en el extranjero fomenta el espíritu de independencia y autonomía. Cada estudiante debe hacerse responsable de las tareas asignadas. Se reduce de manera significativa la dependencia familiar.

Existen normas y obligaciones muy claras que hay que asumir. Consigues altos niveles de autosuficiencia que son tan indispensables para el resto de tu vida.

8. Una experiencia singular

En Estados Unidos el Gobierno se ha encargado de promover la entrada de estudiantes de otros países. Muchas familias de manera voluntaria deciden apoyar esta iniciativa y abren las puertas de sus casas para recibir a otros jóvenes.

Esta experiencia les permite vivir una experiencia singular, enriquecerse con el intercambio cultural y acercarse a culturas que probablemente desconocían. Todos aprenden unos de otros, se crean vínculos especiales y muy fuertes que a veces prevalecen por siempre.