La falta de planificación, la impaciencia y dejarse llevar por la corriente son algunos de los errores comunes que cometen miles de jóvenes que sueñan con estudiar carreras universitarias en Estados Unidos. De hecho, muchos fracasan en su intento debido a que ignoran información valiosa.

El sistema de educación universitario americano es uno de los mejores del mundo, pero también uno de los más caros y competitivos. Cada año hay miles de candidatos que se preparan para los exámenes o se postulan a becas de estudio y becas deportivas que les permitan obtener la tan preciada matrícula.

Para lograr estudiar una carrera en Estados Unidos, es imprescindible contar con asesoría profesional y evitar cometer estos 8 errores que le han costado la matrícula a cientos de miles.

#1 Pensar que lograrlo es imposible

El primer paso es asumir el reto de forma positiva, teniendo en cuenta que una carrera en Estados Unidos es un proyecto ambicioso por donde se mire. Muchos jóvenes se hacen a un lado al ver los procesos, los exámenes y el coste de la carrera. Sin embargo, quienes lo logran son los que asumen el reto con entereza, incluso muchos consiguen obtener una beca en USA que les ayuda a cumplir su sueño.

#2 Es necesario tomarse el tiempo de investigar muy bien

Armarse de paciencia es fundamental para el proceso. Lo más recomendable es destinar una o dos horas al día para dedicarse de lleno a buscar información de las matrículas, los requisitos y las diferentes alternativas. Además, es necesario llevar apuntes con todos los datos investigados. Esto hará que el proceso sea mucho más práctico y eficaz.

#3 Tomarse la decisión realmente en serio

Estudiar una carrera en Estados Unidos no es cosa de niños, ni un plan de verano, o una oportunidad para simplemente cambiar de ambiente. Un error de muchos jóvenes es tomar esta decisión a la ligera, ignorando que escoger la carrera adecuada va a determinar el rumbo de su vida. Es necesario llevarlo con la mayor seriedad posible.

#4 Planificar bien y contar con asesoría es imprescindible

Con la información recogida hay que armar un plan de acción, una planificación realista para conseguir el objetivo. Por ejemplo, agendar las llamadas necesarias, buscar los requisitos que hagan falta (sobre todo los que más toman tiempo por cuestiones burocráticas).

Esta es, sin duda alguna, una de las partes más difíciles y donde muchos suelen desistir. Por suerte, hoy en día existen servicios de asesoría especializados para estudiar carreras universitarias en Estados Unidos y obtener toda clase de becas. En páginas como decoasports.com se pueden encontrar excelentes alternativas.

#5 No hay que cerrarse a las alternativas en las carreras

Muchos jóvenes tienen una carrera en mente (algunas veces sin tener una idea certera de qué va) y se cierran al amplio abanico de posibilidades que ofrece el sistema educativo americano. Esto es muy bueno tenerlo en cuenta, ya que es mejor poner varias opciones sobre la mesa en caso de que el camino por una carrera en específico sea mucho más complicado. Una orientación vocacional es la clave.

#6 No dejarse llevar por la corriente, cada persona es distinta

Es completamente normal que después del bachillerato los jóvenes quieran mantener su grupo de amigos, realizar planes juntos, etc. En teoría esto puede ser muy idílico, pero lo cierto es que muchas veces esto complica las cosas.

Las personas, por más cercanas que sean, suelen tener proyecciones profesionales y capacidades completamente distintas. Guiarse por lo que quieren los amigos no siempre es buena idea, sobre todo al escoger carreras universitarias en Estados Unidos.

#7 Escoger en base a “lo más fácil” ó “lo más rentable” es una terrible decisión

Del mismo modo, hay quienes se guían por lo que, según algo que vieron por ahí, es mucho más fácil de estudiar o tiene más salidas profesionales. Este es un error que ha permanecido por generaciones y solo ha traído frustración en la vida académica y profesional de millones de personas (en Estados Unidos, España y el mundo entero).

Es 100% válido conocer las alternativas en carreras relativamente más sencillas, o aquellas que generan mayores beneficios económicos. El error está en considerar alguna de ellas sin que se adapte al perfil académico, emocional e intelectual. Quienes lo hacen terminan cansados al poco tiempo, abandonan la Universidad o, en el peor de los casos, terminan dedicándose a algo que en el fondo detestan.

#8 Hay muchas más alternativas que Harvard y Stanford

Por último, al buscar una carrera en Estados Unidos es normal guiarse por la cultura popular y considerar aquellas que son más famosas o tienen más prestigio, como Harvard, Yale o Stanford. Sin embargo, en USA hay más de 2000 universidades distintas que ofrecen excelentes alternativas en carreras.

Evitando estos errores comunes será más sencillo estudiar una carrera en Estados Unidos. Lo más recomendable es contar con asesoría profesional para tener una guía precisa y superar los obstáculos que supone este camino.