Es posible que hayas pensado alguna vez en la posibilidad de estudiar una carrera profesional en los Estados Unidos. Quizás, la idea de trabajar al mismo tiempo para generar un poco de dinero extra, también te ronde la mente.

Si bien es cierto que dicho país tiene leyes muy exigentes en lo relativo a la inmigración, también existe una manera de alcanzar esa meta soñada cumpliendo todas las reglas.

¿Por qué Estados Unidos?

Ese país ha tenido siempre un atractivo muy especial para estudiantes que ven en sus tierras la oportunidad de superarse a nivel profesional y personal. Cada año, miles de jóvenes de todo el mundo intentan obtener una beca deportiva en Estados Unidos. Esta, les permitirá acceder a sus estudios a la vez que desarrollar su potencial atlético.

Más allá de que se trata de una de las principales potencias a nivel mundial, Estados Unidos tiene una indiscutible tradición de excelencia ligada a las mejores universidades. Esto, en definitiva, es lo que busca cualquier estudiante que quiere aprender y desarrollarse en alguna disciplina de las ciencias o las artes.

Definitivamente son muchas las razones para dar este paso. Encontrarás programas de estudio actualizados, tanto en carreras tradicionales como de vanguardia, y en instituciones con reconocimiento mundial.

Las opciones deportivas que puedes encontrar en ese país son tan amplias que van desde la práctica del tradicional baloncesto hasta la obtención de una beca de esgrima en EEUU.

Consejos para estudiar y trabajar en EEUU

Trabajar y estudiar en Estados Unidos no es cuestión solo de bajarse del avión y buscar una universidad. Para poder dar este paso tan importante, debes tener presente ciertos aspectos que te permitirán una estancia tranquila, segura y legal.

Escoge qué estudiar en Estados Unidos

Es importante que sepas que es lo que quieres estudiar, en qué universidad y cómo es su estructura educativa.

Así como aquí, en Estados Unidos cada recinto universitario se rige por un plan de estudio y carreras totalmente diferentes. Lo más recomendable, es que hagas una investigación exhaustiva de las distintas opciones que se te pueden presentar.

Cuando hayas escogido tu próximo hogar estudiantil para los años siguientes, es momento de investigar el proceso de aceptación o inscripción. Estudia si tienen un sistema de becas para extranjeros (como sería tu caso) o si tienen algún plan especial para estudiantes de ciertas nacionalidades, por ejemplo, de la UE.

Aprende el idioma

Tras haber tomado la decisión de viajar para optar por una carrera universitaria en Estados Unidos, es importante que te dediques a aprender el idioma.

Hablar inglés es un requisito fundamental para poder inscribirte en cualquier universidad. Por supuesto, la mayoría de los docentes hablan en ese idioma, así que debes necesariamente aprender inglés antes de partir a tu nuevo emprendimiento.

Un consejo importante: No solo te quedes con el curso, debes conocer la jerga coloquial, el inglés cotidiano, tal y como lo usan los ciudadanos norteamericanos en diferentes situaciones y practicarlo constantemente. Esto te permitirá poder adaptarte mucho más rápido y, por supuesto, las opciones de conseguir un empleo dentro o fuera de la universidad serán mayores.

Gestiona tu visa de estudiante

Lo primero que debes tramitar, incluso antes de comprar los billetes aéreos, es una visa de estudiante en la embajada norteamericana de tu país. Este documento te permitirá poder pasar un tiempo en Estados Unidos con la finalidad de cumplir un programa académico sin tener conflictos con la ley.

Si crees que con esa beca no podrás trabajar, te equivocas. Resulta que actualmente, esta visa les ofrece a los estudiantes la oportunidad de poder trabajar, siempre que se cumplan con ciertos requisitos. Incluso permite que en el caso de que estés casado, tu pareja te pueda acompañar, viajar dentro del país y, si es necesario, extender más tiempo tu estancia.

Esta visa tiene tres variantes:

Visa F1 (académico): Con esta visa tienes permiso de estudiar y de trabajar solamente dentro del recinto universitario durante el primer año de estudios. A partir del segundo año, el estudiante F1 podrá optar por tres tipos diferentes de empleo:

  • Capacitación práctica curricular.
  • Capacitación práctica opcional (pre y post finalización de estudios).
  • Capacitación práctica opcional (para estudiantes de ingeniería, matemáticas, ciencias o tecnología).

Visa J1 (práctico): Este tipo de documento está dirigido a aquellas personas que desean viajar con la intención de cumplir un programa de trabajo. También es para estudiantes que necesitan realizar una práctica profesional que en su país de origen no se encuentra disponible.

Visa M1 (vocacional): Esta visa, solo es para estudiantes que quieras realizar programas de tipo técnicos. Este modelo de visa no permite trabajar.

Atrévete a dar el paso

La adaptación cultural puede que te cueste un poco al principio, incluso aunque domines el idioma a la perfección. Estarás lejos de casa y algunas costumbres te resultarán un tanto extrañas al principio.

Es ahí cuando tus capacidades de adaptación deberán aflorar y ayudarte a aprender. No deberás aprender lo estrictamente académico, sino también todo lo que implican los sentimientos y las emociones.

Siguiendo estas recomendaciones, que son esenciales para poder iniciar tus estudios, te aseguramos una estancia tranquila y próspera en EEUU.