▷ Comer Bien VS. Lesiones Jugando a Fútbol | 🥇 Decoasports
La valoración de los visitantes
[Total: 0 Average: 0]

Comer bien vs. lesiones jugando al fútbol

Al practicar un deporte de alto impacto como el fútbol, debes alimentarte con equilibrio para cubrir las calorías necesarias que exigen las prácticas de entrenamiento y los partidos y por supuesto, prevenir lesiones que pueden poner en peligro tu carrera. 

Para otorgar una beca, las universidades buscan atletas que sepan cómo entrenar sus cuerpos, alimentarse de forma saludable y llevar una vida integral física y mental. Por lo que, si buscas obtener una, aprende a comer bien.  

Dieta saludable

Un partido de fútbol exige quemar entre 1.300 y 1.500 kilocalorías en dependencia de la composición muscular del atleta y de su posición. Esto significa que debes contar con la cantidad suficiente de minerales y vitaminas. Cuando no ingieres estos nutrientes, aumenta la fatiga y la predisposición a lesionarse.  

Para un desempeño óptimo, es imprescindible el número de calorías necesarias para tu metabolismo, las vitaminas B, C y D y los minerales calcio, hierro, zinc, selenio, etc. Al comer saludable, aumentas tu rendimiento y te conviertes en un prospecto más atractivo para obtener una beca de fútbol en USA.    

De acuerdo a tu masa corporal y a la quema de calorías diarias, el nutricionista debe evaluarte para determinar cuál es tu dieta personalizada, no obstante, la premisa general es equilibrar los grupos de nutrientes, hidratarte de forma constante y alejarte del azúcar procesada y las grasas saturadas.

Las dietas de los futbolistas no deben ser estrictas, se trata de ingerir comida saludable y recuperar las calorías quemadas en cada partido. Es importante consumir alimentos llenos de proteínas, vitaminas y minerales, carnes, pescado, legumbres, frutas, huevos, verduras y leche. En el caso del pan, es preferible el integral.     

En cuanto a la hidratación, debes recuperar la masa corporal perdida en cada entrenamiento y partido, es recomendable que la pérdida no sea mayor que el 2% de la medición durante el reposo o antes de realizar la actividad física.

Vale destacar que la ingesta de bebidas alcohólicas después del entrenamiento o el juego afecta de manera negativa la recuperación y aumenta la posibilidad de lesiones.

Moderación 

Después de cada juego, debes recuperar el glucógeno perdido, por lo que no es de extrañar que los futbolistas profesionales prefieran comer frutas y pasta.

A su vez, es fundamental que mantengas tu peso ideal de forma constante, un kilo de más o uno menos, debes evitar cambios drásticos porque el adelgazamiento produce la pérdida de potencia y el sobrepeso causa pérdida de velocidad. 

Los nutricionistas deportivos prefieren evitar la prohibición de alimentos, recomiendan más la moderación al igual que en las dietas saludables de las personas no atletas. Saben que un antojo no incide negativamente en la alimentación, pero sí lo hace el exceso de ingesta de carnes grasas, bebidas carbonatadas, licor y golosinas en la vida cotidiana.  

Incluso, los deportistas profesionales se abstienen de comer este tipo de alimentos por decisión propia en busca de una vida más saludable y un rendimiento más competitivo.

Por supuesto, todas estas recomendaciones son generales ya que en una liga profesional es probable que tengas tu dieta personalizada, recomendada por el nutricionista, el fisiatra y el entrenador del equipo.   

Causas más frecuentes de lesiones

En la traumatología deportiva del fútbol la lesión más común es la rotura muscular por la sobrecarga y exceso de trabajo. Cada vez que un músculo se lesiona y se sana, queda una cicatriz, que lo debilita y hace que pierda su potencia.

Los esguinces también son frecuentes por el estilo de juego de contacto y alto impacto. El peligro de estas torceduras son sus secuelas en la carrera del futbolista.

A través de una alimentación saludable y un entrenamiento físico constante, las posibilidades de sufrir lesiones disminuyen porque fortaleces tus músculos y tu sistema óseo, de acuerdo a estos factores de riesgo, que pueden ser reducidos al comer de forma adecuada.

Recientes estudios han comprobado que, a mayor peso de la grasa corporal, mayor es la probabilidad de sufrir golpes y traumatismos. 

Por su parte, los músculos no fatigados se estiran más y se amortiguan con una mayor eficiencia. Por lo que, es importante retrasar la fatiga para proteger cada uno de los músculos, especialmente durante el arduo esfuerzo físico de los 90 minutos de juego.

En este sentido, los alimentos que disminuyen la fatigabilidad son los que están compuestos por ácido cítrico e hidratos de carbono.  

En las ligas de fútbol internacionales, los jugadores suelen consumir bebidas energéticas, hidratos de carbono y papillas de verduras durante los partidos.

Si estás en la búsqueda de una beca para estudiar y jugar fútbol en Estados Unidos, aparte de tener un desempeño óptimo en la disciplina, debes aprender a comer saludable, conocer tus músculos para entrenarlos de forma adecuada y evitar lesionarte. Recuerda que tu cuerpo es tu instrumento de trabajo, cultívalo de forma equilibrada con una mente saludable.

 

 

 

¡Entérate de las últimas novedades sobre becas en USA!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo noticias relevantes sobre Decoasports.

Política de Privacidad

¡Te has suscrito correctamente! Gracias por confiar en Decoasports.