Todo buen golfista sabe lo importante que es contar con una buena concentración dentro y fuera del campo. Esto te ayudará a una mejor precisión en todos los sentidos.

La serenidad, concentración y paz mental son características de un buen jugador de golf profesional. Si tu mente está dispersa durante el juego, tu precisión se verá afectada y tendrás resultados que podrías lamentar luego.

Por esta razón, aquí encontrarás algunas claves para poder concentrarte apropiadamente y disfrutar de un juego saludable. Estarás más cerca de convertirte en un golfista de alta categoría gracias a tus habilidades profesionales de control de tu propia mente.

Serenidad mental y una buena respiración

Si quieres practicar el deporte a nivel profesional o conseguir una beca de golf en USA, la serenidad mental tiene que ser una práctica común en ti. Este no es un deporte para las mentes aceleradas y ansiosas. Si estás pensando en otras cosas o te apresuras a conseguir tus objetivos no podrás alcanzarlos.

Una de las formas más sencillas de obtener serenidad mental es practicar meditación constante y una respiración consciente. Al centrarte en la entrada y salida de aire de tus pulmones, podrás determinar cómo distribuir apropiadamente tu energía. Al mismo tiempo, te concentras en tu objetivo inmediato, ya sea conseguir un hoyo en uno, recuperarte de un mal tiro o hacer frente a un disparo difícil.

Planificación de objetivos alcanzables

Al estudiar profesionalmente en una academia como Decoasports Academy, no solo aprenderás a hacer tiros de golf precisos. Además, profesionalizarás tu visión para poder mirar cada partido como una meta que forma parte de un objetivo realista que puedes ir construyendo paso a paso.

La mejor forma de concentrarte en conseguir una meta pequeña es que sepas cómo esta forma parte de un gran objetivo que quieres alcanzar. Por esta razón, es importante que mantengas tu mirada en el premio, la satisfacción tras el logro o cualquiera que sea tu motivación para convertirte en un excelente golfista. 

Sin duda, esta visión te ayudará a mantener tu mente concentrada y evitando las distracciones.

Paciencia y persistencia

El hecho de que puedas visualizar tu meta no quiere decir que puedes alcanzarla justo ahora. De hecho, necesitas mucha práctica antes de dominar la técnica necesaria para hacer ese hoyo en uno. Esto quiere decir que fallarás muchas veces y te pondrás en posiciones realmente difíciles antes de conseguir los objetivos que deseas.

Por eso, debes ejercitar muy bien tu paciencia y persistencia. Pelea con la frustración de manera tranquila, respira profundo y entiende que el golf, como todos los deportes, requiere mucha práctica, esfuerzo y dedicación. La técnica no es sencilla y planificar tus objetivos también representa un gran desafío.

Si fallas, evita pensar en todas las cosas que van de la mano con el fracaso. Recuerda que cuanto más distraída esté tu mente del objetivo, menos posibilidades tendrás de alcanzarlo. Simplemente tómate unos minutos, respira profundo y asume que muchas veces los fallos son parte del éxito que alcanzarás si sigues practicando.

No olvides descansar

Es imposible concentrarse en una mente agotada. Si bien es cierto que deberás trabajar muy duro para alcanzar tus objetivos, esto no quiere decir que sea una buena idea practicar golf estando agotado. Por eso, es recomendable que tengas una rutina de descanso saludable, que incluye dormir al menos 7 horas cada día y tener una alimentación equilibrada.

Ya que la concentración en el golf también depende de tener una mente descansada. Evita sobrecargar tus pensamientos con demasiada información antes de practicar golf. En muchas ocasiones, las noticias, eventos familiares, situaciones emocionales y las cargas mentales personales hacen que tu mente se disperse mucho y pierdas la concentración.

Al entrar en un campo de golf te encontrarás en un ambiente mayormente silencioso y muy abierto. Por eso, es posible que tu mente trate de distraerse tomando todo aquello que te ha estado cargando emocional y psicológicamente. Por eso, lo más recomendable es que también te entrenes para descansar tu mente, mantenerte despejado y evitar sobrecargarte de pensamientos distractores.

Asume que habrá distracciones

No es correcto pensar que un golfista tendrá un ambiente libre de distracciones cada vez que se enfrente a un nuevo hoyo. La clave para transitar un camino exitoso hacia la concentración en el golf es que salgas de tu zona de confort. Debes ponerte en situaciones incómodas y aprender a dominarlas.

Rodéate de comentarios negativos y supéralos con tu propio conocimiento sobre ti. Practica en un ambiente ruidoso, luminoso o con muchos agentes distractores y entrena tu mente para concentrarte a pesar de todo eso.

El mejor momento para practicar tu concentración es fuera del campo. Recuerda que se trata de una técnica más que debes manejar para convertirte en un excelente golfista.